El 10 de septiembre es el Día Internacional  para la Prevención del Suicidio, y desde el Teléfono de la Esperanza Suiza queremos dar visibilidad a esta realidad que también se hace presente en nuestro país de acogida, dando respuesta a 5 preguntas comunes sobre el suicidio.  

El suicidio suele ocurrir en estados de emergencia psicológica, en las cuales se dificulta la capacidad para afrontar situaciones estresantes. Además del destino fatal para la persona que se suicida, tiene consecuencias considerables para familiares y seres queridos. 

El suicidio se encuentra entre las causas más comunes de mortalidad en el mundo, después del cáncer y las enfermedades circulatorias. En Suiza mueren diariamente entre dos y tres personas por suicidio (sin contar el suicidio asistido, aceptado en el país.) Es la segunda causa de muerte en jóvenes entre 16 y 25 años. 

Aquí te damos respuesta a 5 preguntas comunes sobre el suicidio.  

1. ¿Por qué hablar de suicidio sigue siendo un  tabú? 

Hablar de suicido es todavía un tema difícil  de tocar y se evita afrontarlo, muchas veces explicándolo como comportamientos riesgosos o terribles accidentes.  La razón detrás de este comportamiento tiene componentes culturales relacionados con el carácter de pecado que ha tenido el suicidio en nuestra sociedad. Fue solo en el siglo XX que se empezó a  considerar el suicidio como un fenómeno de salud publica.  

2. ¿Hay una sola causa que explique el suicidio? 

No. El suicidio es el resultado de una compleja interacción de factores biológicos, genéticos, psicológicos, sociales, culturales y medioambientales. Es difícil explicar porque en unas personas se activa la conducta suicida ante una situación y en otras no. 

3. ¿Tienen todas las personas que se suicidan un trastorno mental? 

No necesariamente. Detrás de muchos suicidios hay un trastorno mental, pero detrás de otros muchos no lo hay. Cualquier persona que se encuentra viviendo una situación emocional intensa y muy dolorosa, sentida como intolerable y aparentemente interminable puede activar ideación suicida. 

4. ¿Los suicidios ocurren de la nada sin previo aviso? 

No. Generalmente hay señales de advertencia que pueden indicar que la persona está en peligro. Como padres, amigos o familiares hay que estar pendientes antes cambios o ideas que causen sospecha o dudas.  

Algunas señales pueden ser:  

  • Un cambio notable en el comportamiento. Esto puede ser euforia o tristeza.  
  • Signos de depresión (problemas para dormir, cambios en el apetito, sentimientos de desesperanza, etc.). 
  • Abuso de alcohol o drogas. 
  • Obsesión por la muerte. 
  • Disminución del desempeño o participación en actividades. 
  • Regalar posesiones preciadas. 
  • Compras inusuales (arma, cuerda, pastillas). 
  • Felicidad repentina después de una depresión prolongada. 
  • Hablar o bromear sobre el suicidio o la muerte. 
  • Alejarse de amigos o familiares o despedirse de ellos. 
  • Intentos de suicidio previos. 
  • Declaraciones sobre sentirse desesperanzado, inútil, indefenso. 
  • Incapacidad para concentrarse o dificultad para recordar. 
  • Dolor crónico o quejas frecuentes de síntomas físicos. 

5. ¿Hablar de suicidio reduce el riesgo de realizarlo?  

Si. Hablar del suicidio no solo reduce el estigma, sino que puede ayudar a aliviar la tensión que esta generando las ideas suicidas.  El ser escuchado  trae la sensación de ser tenido en cuenta y ser importante para alguien, además de dar tiempo para reflexionar, valorar otras opciones y pedir ayuda.  



Texto elaborado por Catalina Burckhardt

Voluntaria y psicóloga del Teléfono de la Esperanza Suiza


Puedes encontrar más información en nuestra zona de Recursos

043 817 65 65